Prevención de fallas en las Instalaciones de Almacenamiento de Relaves a través de una gestión adecuada

Alrededor del 60% de las fallas de las represas de relaves se atribuyen al agua. El cambio climático está causando eventos climáticos extremos que solo empeoran el problema. Es más importante que nunca asegurarse de que su represa de relaves se maneje de la manera más eficaz posible.

"Las altas precipitaciones, un deshielo, o un rebalse de la represa pueden hacer que una represa de relaves falle", dice Alistair James, presidente no ejecutivo de IsoMetrix. "También podría deberse a fallas en la tubería o fallas de filtración, pero esas causas en realidad son menos comunes que los eventos extremos y los rebalses".

El agua juega un papel importante en la seguridad de las represas de relaves. El cambio climático dificulta la predicción de los niveles de agua en una represa de relaves.

Las empresas mineras no están haciendo lo suficiente para considerar los riesgos del cambio climático en el diseño y la operación de las Instalaciones de Almacenamiento de Relaves (TSF, por sus siglas en inglés). El cambio climático plantea un riesgo significativo para las TSF porque las represas de relaves están diseñadas para ciertos niveles de precipitación.

El cambio climático trae aparejado eventos climáticos extremos e impredecibles. La mayoría de las represas de relaves se han diseñado en base a datos históricos, según Alistair. "Estamos diseñando en función de una probabilidad de ocurrencia específica basada en registros históricos en lugar de registros de proyecciones futuras", dice.

El cambio climático también aumenta la frecuencia de las sequías en ciertas partes del mundo. Algunos lugares se están volviendo más húmedos, mientras que otros se están volviendo más secos, y estas áreas más secas son más propensas a eventos extremos, tales como inundaciones repentinas. Además, a medida que las áreas se vuelven más secas, las minas sufren un mayor estrés hídrico.

A menudo, los relaves se usan para almacenar agua en lugar de decantar el agua de la parte superior de la represa, y eso puede rebalsar y fallar de varias maneras. "Existe una tendencia de tratar de almacenar agua para la próxima estación seca para que la mina pueda mantener la planta en funcionamiento", explica Alistair. "A veces, la instalación de relaves se ve como una instalación de almacenamiento de agua y, por supuesto, no lo es".

Si bien las minas solo deben almacenar agua en instalaciones diseñadas para ser represas de agua, a menudo no tienen suficiente lugar de almacenamiento. Entonces, cuando ocurren eventos climáticos extremos, las instalaciones de almacenamiento se esfuerzan. "Debido a que el agua almacenada en la TSF no es agua limpia, no se puede descargar simplemente al medioambiente", dice Alistair. "Un agravante de este problema es el hecho de que las minas a menudo no cuentan con instalaciones de tratamiento de agua necesarias, o las instalaciones no son lo suficientemente grandes como para tratar y descargar esa agua. Es así como se infiltran los riesgos en la gestión de represas de relaves".

Vigilar de cerca

Las represas de relaves son estructuras de ingeniería civil. Pero, a diferencia de una represa de agua que se diseña y se construye en un período definido, una represa de relaves se diseña y luego se construye a lo largo de 20 a 50 años. Las represas de relaves necesitan una vigilancia constante, y son estructuras más demandantes que las represas de agua.

"Buscamos cualquier señal de advertencia cuando las vigilamos", explica Alistair. El manejo de la represa se debe monitorear cuidadosamente para garantizar que está funcionando correctamente y para verificar si los niveles de agua en la represa están dentro de los umbrales aceptables o no.

La captura de imágenes satelitales, como las de Google Earth, se utilizan a menudo en el diseño y el mantenimiento de una represa de relaves. Sin embargo, esas imágenes siempre están desactualizadas. "Google Earth es probablemente la herramienta utilizada más comúnmente", explica Alistair. "Pero, debido a que las imágenes en Google Earth siempre están desactualizadas, son muy útiles con fines de diseño, para comprender el área circundante y para ver el progreso de las represas de relaves a lo largo del tiempo. No es necesariamente útil para el monitoreo de controles críticos en las represas de relaves, ni para mantener la seguridad de la represa".

En la vigilancia de las represas de relaves habitualmente se utilizan drones. "Utilizo uno para la vigilancia porque puedo ver mucho más, y son fáciles de maniobrar y manipular", dice Alistair. Las imágenes de drones son útiles porque el dron puede abarcar una distancia mayor que un vehículo terrestre y también localiza coordenadas de GPS con las imágenes. "Uno puede estar buscando evidencia de filtración o evidencia de áreas problemáticas, y puede abarcar mucho más terreno y tener una vista mucho mejor desde un dron que incluso desde un helicóptero", dice.

Controles críticos en la gestión de relaves

La supervisión probablemente sea el control crítico más importante en la gestión de relaves. "¿Están las personas correctas donde corresponde, y se está llevando a cabo una gestión correcta?", pregunta Alistair. Debido a que las represas de relaves se construyen durante largos períodos de tiempo, es necesario que haya una continuidad en el manejo de los datos relacionados con la TSF. Si la información está escondida en hojas de cálculo o, lo que es peor, en sistemas basados ​​en papel, se pueden pasar por alto las señales de advertencia. Las personas responsables de administrar la instalación deben comprender la naturaleza compleja de los riesgos involucrados y realizar una evaluación exhaustiva de los riesgos. Se debe mantener un registro de riesgos en intervalos regulares, y se debe establecer un sistema de gestión para hacer un seguimiento de este registro.

"La supervisión y el gobierno son controles prioritarios", dice Alistair. "Como parte de la supervisión, realmente debería designar un ingeniero de diseño independiente. Dado que estará construyendo la instalación durante varios años, necesita a alguien que tenga un conocimiento de alto nivel que vigile esta instalación en intervalos regulares y comprenda y maneje estos riesgos".

El Sistema de Gestión de Relaves de IsoMetrix

"Participé en el desarrollo del Sistema de Gestión de Relaves de IsoMetrix porque, hace unos diez años, notamos que surgía la necesidad de contar con un sistema de este tipo", dice Alistair. IsoMetrix ofrece un Sistema de Gestión de Relaves incomparable.

El Sistema de Gestión de Relaves de IsoMetrix le brinda la capacidad de establecer niveles de activación que están vinculados a acciones y responsabilidades, que se vinculan a fechas de vencimiento y, quizás, incluso a auditorías. Hay un costo enorme asociado a la búsqueda de los datos correctos, y es difícil administrar los datos que están escondidos en hojas de cálculo en varios servidores. A lo largo de la vida útil de una represa de relaves, es probable que haya documentos que, por cualquier motivo, la gente ha olvidado. "Muchos de los riesgos en las represas de relaves se deben a que las personas se olvidan de los riesgos", dice Alistair. Es importante implementar una tecnología adecuada para lograr una eficiencia y una eficacia en la gestión segura de las represas de relaves.

Sobre Alistair

Alistair es el presidente no ejecutivo de IsoMetrix desde 2000. Es un ingeniero civil calificado con más de 30 años de experiencia en el manejo de una amplia gama de problemas técnicos, medioambientales y sociales para muchas industrias, asesores legales y clientes financieros.

Alistair es un reconocido especialista internacional en la provisión de soluciones sostenibles a problemas de gestión de residuos y agua en las minas. Es un ingeniero profesional registrado desde 1989.

Para obtener más información acerca de la Solución de Gestión de Relaves de IsoMetrix, solicite una demostración.

Compartir